Este proceso participativo tiene como objetivo fundamental elaborar una propuesta de política pública en la materia que integre propuestas de ciudadanos, organizaciones de la sociedad civil, académicos, empresarios, instituciones públicas, así como recomendaciones de organismos internacionales.